Mas que un Deportista, una Empresa.

Mas que un Deportista, una Empresa.

¿Sabías que sólo contamos de 3 a 5 días para presentar argumentos y oponernos a las medidas preventivas en los procedimientos de fiscalización a las empresas por parte de los organismos públicos?

Me gusta iniciar con esto, ya que siendo tan breve el lapso para estructurar la defensa, debemos afrontar esa realidad y darle la importancia suficiente y asi contar con las estrategias legales oportunas y preventivas para desarrollar actividades económicas apegadas a la Ley.

¿En qué afecta esta realidad a los deportistas? Los deportistas son sujetos de protección y a la vez sujetos de aplicación de las normas y leyes que los rigen. Las actividades físicas en la que desarrollan sus dones y talentos, se encuentran enmarcadas en normas que las convierten en “actividades económicas”. Son tantas las normas que rigen a los deportistas, que deben contar con un equipo dedicado a verificar el “debido cumplimiento” del marco regulatorio, a fin de evitar incurrir en responsabilidad penal empresarial.

Los atletas y deportistas son los más vulnerables en materia contractual por una parte, y en contraposición están los managers, los equipos, clubes y las grandes empresas que también tienen derechos y obligaciones al dedicarse a explotar y desarrollar esos talentos, es aquí dónde entendemos que todo debe quedar en blanco y negro (redactado).

El Derecho y el Deporte están ligados de tal manera que en sí, todo deporte depende de reglas, tanto internas como externas; nomas en materia penal, protección de niños, niñas y adolescentes, mercantiles, laborales, marcario, tributario, ambiental, entre tantas otras, son solo algunas de las ramas del Derecho conexas.

Como corporativista, me gusta ver el Derecho Deportivo cómo un ala del Derecho Corporativo, pero la verdad es que por lo especial de la materia, es una rama independiente del Derecho general, tanto que en muchos países ya es reconocido así. Podemos ver el caso de Brasil, dónde el artículo 217 de su Constitución establece que, es deber del Estado fomentar prácticas deportivas formales y no formales, como el derecho de cada uno; de igual forma en su regulación se encuentra la Ley 9.654/1998  también conocida como “Ley Pelé”· que establece las normas generales a ser seguir en materia de Derecho Deportivo. En Venezuela hoy se escucha con más frecuencia el Derecho Deportivo, es por ello que cada vez más, los Abogados se interesan en especializarse en esta área.

Debemos ver al deportista, al atleta o al equipo como una empresa, con obligaciones y derechos, como sujetos de aplicación y de protección a su vez. No valorar la importancia de tener un Oficial de Cumplimiento y un Abogado de cabecera, es subestimar los riesgos asumidos.

A pesar de que algunos expertos consideran al Derecho Deportivo como la más antigua de las ramas jurídicas, son pocos los elementos en cuanto a jurisprudencia y doctrina con las que contamos en comparación con otras materias, aunque es importante resaltar que a nivel internacional existen instancias como el Tribunal Arbitral del Deporte, dónde luego de agotada las instancias propias podemos acudir a su consulta.

En la historia podemos observar casos famosos que, por acciones u omisiones legales hicieron incurrir al deportista en delitos que jamás imaginó, dónde a pesar de su fama y gran desempeño, debieron enfrentar la justicia en largos procesos, y ahí, justo en esos momentos, lo único importante es contar con el Abogado que conozca las actividades económicas que se realizan y que oportuna y preventivamente haya indicado la recomendaciones y lineamientos legales necesarios para darle debido cumplimiento al marco regulatorio.

Con estas líneas quiero transmitir la importancia de tomar en serio y con el debido orden los temas legales dentro del desempeño como empresario, deportista, entrenador, manager o representante; sin dudas el Derecho puede ser tu aliado, porque la mejor defensa es cumplir con la Ley. No hacerlo, es ponerse en bandeja de plata para el contrario y para las autoridades; con todo esto es necesario que veamos que en Derecho Deportivo, sus protagonistas son más que atletas, coach, patrocinadores, clubes y equipos, todos son una gran empresa.

Yoniray Gil

CEO

Gil & Asociados Consultores Corporativos, C. A

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *